la naturaleza del estado

La Naturaleza del Estado

El anarquista individualista estadounidense Albert Jay Nock decía que: “La idea de que el Estado se originó para servir alguna clase de propósito social no tiene rigor histórico. Se originó en la conquista y confiscación, es decir, en el crimen.”

El Estado como se lo conoce hoy en día, no es más que una de forma de poder político, que en el transcurso de la historia fue tomando distintas formas para lograr el dominio de hombres sobre hombres.

Y las razones son simples, extraer recursos y renta en un lugar determinado, se trataba de hombres organizados y armados que mediante la violencia sustraían parte de su ingreso a las personas que vivían en ese territorio.

En un principio esos bandidos eran nómadas hasta que tomaron la decisión de quedarse y dominar de manera estacionaria a esos poblados.

Todo Estado nace de la conquista y la guerra para la predación, y todas las formas de gobierno se simplifican en un grupo de personas que dominan a otras para extraer renta. 

Entonces, el origen del poder político y siempre entendiendo el poder como violencia, fue en sus comienzos usada por bandidos. Pero centrándonos en el hoy vemos que el gobierno, o sea la clase dominante, evolucionó de esos simples bandidos a una clase política que va variando dependiendo el momento y las formas.

Ya que en el mundo de hoy predomina una clase política democrática, que no es ni más ni menos que un grupo de personas organizadas en partidos políticos, para extraer dinero y poner regulaciones pero con otro tipo de reparo a la hora de expropiar recursos y con la particularidad a la hora de legitimarse.

la naturaleza del estado

Dejaron de usar un origen divino para usar el voto del pueblo, pero al final del día se repite el mismo esquema de
una clase organizada y armada para esquilmar a una población desorganizada y desarmada. 

Es necesario repetir esto una y otra vez, el mensaje es simple pero poderoso, y es algo bien sabido en el círculo intelectual. De hecho, no hay sociólogos respetados que digan lo contrario pero es casi secreto para la mayoría de la gente y esto es debido a la maquinaria estatal en acción, que toma las formas de la religión y lo aplica a su lógica interna.

Al Estado se lo admira y se dará la vida por él, se le debe reverencia, se debe aprender su historia oficial y se cantarán sus canciones para luego pertenecer a la religión estatal y la clave es creer.

"Necesitamos un Estado Limitado".

La naturaleza del Estado es la violencia, su origen es el poder y por más que muchos anhelan un gobierno y un poder estatal reducido, la dinámica propia que tiene es crecer, por más que a este se le pongan “límites” constitucionales y se hagan todos los esfuerzos por reducir su tamaño. 

No es propio de la lógica en la que opera y viendo esta cuestión me pregunto: ¿Es posible achicar el Estado? Y la respuesta a esto reside en la mente de las personas, ya que ellas con su preferencia, le dan la entidad para su subsistencia.