DEFI: Finanzas Descentralizadas y mercados más libres.

Participar en un mercado regulado por el Estado, además de su lado inmoral y contraproducente, abre la puerta a la manipulación por parte de aquellos agentes que logren influenciar a los reguladores. 

Para contrarrestar esta situación existen 2 opciones, no igual de válidas en mi opinión. La primera sería un intento por eliminar dichas regulaciones y que todos los agentes compitan bajo los mismos términos. El problema con esta alternativa es que deposita demasiada responsabilidad y fe sobre el sistema que generó la situación en la que estamos ahora.

La 2nda opción por el contrario, supone tomar la responsabilidad y solucionar el problema desde adentro, y no buscar soluciones en políticos ni burócratas. 

Las Finanzas Descentralizadas, o DEFI, son el resultado de implementar de manera inteligente y metódica la segunda opción.

Estos protocolos, destinados a cumplir distintas funciones y satisfacer distintas necesidades, surgen de proyectos independientes, de individuos y comunidades que decidieron crear un ecosistema libre del cual participar. 

Más allá de la Blockchain.

Los contratos inteligentes significan un avance rotundo en el camino hacia la libre asociación, sin intermediarios y gracias a la tecnología blockchain, sin entidades centralizadas que puedan ser reguladas, censuradas o corrompidas.

Las plataformas de DEFI parten de protocolos diseñados para satisfacer necesidades similares a las del sistema financiero actual. Préstamos, Forex, Plazos fijos, Pagos, Acciones, ahorro, etc. La diferencia es que no son grandes grupos los que manejan, administran y mueven el capital, sino que son redes descentralizadas y contratos inteligentes los que se encargan de que el sistema funcione y cumpla con las instrucciones en tiempo y forma.

Estos sistemas descentralizados y Open Source,  hacen que tus activos estén fuera del alcance de cualquier gobierno, y que las plataformas no puedan manipular de manera arbitraria las operaciones, como hizo la aplicación Robinhood tras los eventos de WallstreetBets. 

En DEFI PULSE tienen links a las distintas plataformas organizadas según su función. Pueden hacer click en la imagen para visitar el sitio.

Tokenización de Activos. El Futuro de la bolsa?

Entre los protocolos de finanzas descentralizadas, los que más interesantes me resultan son los Tokens de activos financieros. Imaginen si Tesla en lugar de cotizar en la bolsa de valores tradicional, generara y comercializada un Token criptográfico que se comercialice en plataformas descentralizadas. 

Lo que este Token representaría, al igual que una Acción, sería una porción de la empresa, pero sería la misma tecnología detrás de las criptomonedas, la que le de sus atributos y su fiabilidad, y no certificaciones de organismos externos.

Gracias a estos nuevos sistemas, más empresas y proyectos pueden ingresar al mercado sin todas las barreras de entrada de los ecosistemas tradicionales, que además han demostrado una alto nivel de corrupción y manipulación en favor de ciertos grupos privilegiados y protegidos.

Tokeny Solutions es una empresa que se encarga de generar este tipo de activos criptográficos. En su web explica en detalle cómo funciona.

Más libres y más accesibles.

Como dijimos al principio, las finanzas descentralizadas pueden satisfacer todas las necesidades que solían depositarse en el sistema financiero tradicional. Desde bancarización, ahorros, retiros, renta fija y variada, fondos de inversión, intercambios y mucho más. 

Todo el capital que migra a las plataformas descentralizadas, es menos dinero en manos de las entidades que se acostumbraron a manipularlo. Y por otro lado, es más capital que pasa a formar parte de un sistema que no toma partidos en favor de ciertos agentes, con mayor transparencia y que no discrimina como lo hacen las entidades reguladas.

El DEFI es un ecosistema anárquico que funciona en base a establecer los incentivos adecuados, y que se sostiene y crece gracias a quienes eligen participar en él.

La descentralización es una de las claves hacia el desarrollo de sociedades libres e inclusivas, y estamos siendo testigos y partícipes de una evolución en las relaciones humanas y los métodos de intercambio, en las que todos puedan participar independiente de la apreciación que el Estado tenga de los individuos y empresas involucrados.