activismo libertario

¿Cuándo Comienza el Activismo? Difundir la Libertad.

El activismo, por razones de financiamiento y por la naturaleza emocional de su discurso, viene siendo terreno casi exclusivamente de izquierda.

Desde la escuela primaria se inculcan ideas intervencionistas y se santifica al Estado de Bienestar, mientras se demoniza al mercado o a cualquier actividad con fines de lucro.

La militancia de izquierda está repleta de estudiantes de sociología mantenidos, que pueden darse el lujo de pasar noches enteras pegando carteles en las calles, cortar una avenida un martes a la mañana, u organizar actos financiados con dinero público a través de los centros de estudiantes y partidos políticos.

Todo mientras nosotros hacemos el esfuerzo por producir, aportar algo a nuestra comunidad o estudiar una carrera cuyo única salida laboral no sea de consultor del asistente del secretario del ministerio de cultura.

Por eso hoy les traigo esta llamada a la acción, con métodos sencillos, pero que en el largo plazo pueden ayudar a difundir nuestro mensaje, especialmente si cada uno aporta su grano de arena.

 

Activismo Digital. Demasiada economía.

Ya se imaginarán de qué va este apartado, sin embargo creo que hay algo para aportar en este ámbito.

Existen infinidad de cuentas de difusión de ideas liberales, sin embargo, la mayoría (al menos en mi experiencia) tienen una especie de fetiche economista que sólo les permite hablar de impuestos, inflación y libertad económica. Y mi intención no es quitar importancia a esto temas, en lo absoluto, pero no pueden ser la base de nuestro discurso.

Los datos y las estadísticas, la teoría económica y monetaria, entre otras cosas, deben actuar como respaldo y sustento de una base moral bien establecida y articulada, pero jamás remplazarla.

Arrojar datos sobre alguien con ideas estatistas o de izquierda, sólo logrará que la persona busque nuevos datos que contradigan a los nuestros y confirmen su sistema de creencias, y créanme que los van a encontrar. 

Entonces, resumiendo el primer punto, necesitamos más difusión de nuestra base moral, y que la economía sea un punto de apoyo.

Información complementaria: 

Hacer crecer una cuenta en una red social puede llevar bastante tiempo y para hacerlo de forma eficiente es necesario estar al tanto de los aspectos técnicos que condicionan el crecimiento de la base de seguidores. Aprendan sobre SEO (Search Engine Optimization), branding y algo de diseño gráfico.

Crear una red de información y comunicación.

Con los desastres ocurriendo en EEUU mientras escribo este artículo, y prestando especial atención a los reportes de las cuentas libertarias en redes sociales, queda en evidencia la importancia de los canales de comunicación bien establecidos

Entre tantos destrozos y violencia, los milicianos americanos usaron sus canales de comunicación para solicitar apoyo ya sea contra saqueadores violentos o contra la policía (la mayoría de las veces fue este último el caso, a los saqueadores el estar armado los repele bastante rápido).

Pero no hace falta estar en ese nivel de conflicto para encontrar utilidad en una red de información y comunicación.

El activismo se nutre muchísimo de la información compartida entre militantes, especialmente para coordinar actividades, compartir ideas y método, juntar fondos, etc.

Además, el estar en contacto con personas que tiran para el mismo lado que nosotros, puede ser un gran motivador. 

Activismo Local. Convenciendo a los vecinos.

Aquí es donde hacemos incapie en la cultura interna de cada ciudad o comunidad.

Algunos métodos, como el vandalismo a edificios públicos, estaría muy mal visto en determinada ciudad y pondría la opinión púbica en nuestra contra, pero en otra tal vez el odio hacia los gobernantes ya escaló a un punto en que todos están esperando ese tipo de señales.

Existen partes del mundo en las que puedes organizar un evento basado en criptomonedas, como una feria, y asistiría mucha gente. Sin embargo, en otro lugar tal vez funcionaría mejor recorrer tiendas y negocios informando a sus dueños sobre cómo las criptomonedas pueden ayudar a su negocio.

Publicar nuestras ideas en nuestras redes sociales personales, adaptadas al público si es necesario, también puede iniciar algunas conversaciones interesantes. Muchos puntos van a llamar la atención y ayudar a que algunos amigos y conocidos se den cuenta de que hay ciertas cuestiones que nunca se habían planteado.

Promover el agorismo en general es también activismo en favor de la libertad, y muchos negocios locales pueden beneficiarse de estas prácticas.

activismo libertario

Llevar el mensaje en nuestra ropa.

Las remeras del Che y los pañuelos verdes son un ejemplo del uso del la vestimenta que la izquierda ha explotado al máximo y con gran éxito. Pero por otro lado, quienes defendemos la libertad y vivimos acorde a nuestros principios, nos hemos quedado rezagados en este terreno.

Pero existe un método muy sencillo de diseñar y comprar (o vender, si se tiene el público) una prenda que refleje nuestras ideas y al mismo tiempo nos guste.

Las plataformas de impresión a la demanda de prendas, tazas y accesorios son algo bastante nuevo pero que crece mes a mes.

Se trata de un modelo de negocio en el que subimos nuestro diseño a la plataforma, lo colocamos digitalmente sobre una prenda o accesorio, y después de pagarlo, los dueños de la plataforma se encargan de imprimir y entregar la prenda con el diseño personalizado

En Estados Unidos y Europa existen muchas opciones, en América Latina hay menos pero igual podemos encontrar algunas.

En Argentina tenemos a FlashCoockie. Yo la utilicé y estoy bastante conforme. En el resto de latinoamérica se puede utilizar Red Bubble, pero recomiendo siempre hacer una búsqueda para encontrar la mejor opción en cada país, o incluso alguna opción local en tu ciudad. 

Esto, además de ser un método de difusión, también puede iniciar algunas conversaciones al despertar la curiosidad de quienes nos rodean. 

activismo libertario

Activismo tradicional.

Pegar carteles en las paredes de edificios públicos, hacer convocatorias en parques, realizar eventos o incluso protestas ruidozas, son todos métodos que se vienen utilizando por las razones equivocadas y por grupos manipulados políticamente, que demandan derechos que no existen o directamente asisten a la manifestación por orden de algún delegado partidario.

Pero no hay que descartar este tipo de métodos. La gran desventaja que tienen es que dependen de que exista suficiente tensión y malestar para que los ciudadanos se vean en la necesidad de asistir a este tipo de manifestaciones. Esto se ve cuando la presión que ejerce el gobierno sobre la gente se acerca a niveles intolerables.

Este último punto es en el que desemboca todo lo anterior. Más allá de ser el más antiguo, lejos de evolucionar en algo distinto, el formato se ha mantenido. No se puede remplazar el descontento que expresa la presencia de una persona de carne y hueso, haciendo frente a quien lo gobierna.